viernes, 9 de noviembre de 2012

CORRER CON ¿¿ASMA??


Haile
Gebrselassie
Hay condiciones específicas en un individuo que pueden reflejar una deficiencia respiratoria, dado el caso que tener asma, una inflamación de los bronquios causada por una reacción alérgica. En particular es un problema que he padecido desde bebé y hasta la fecha. Es cierto que no impide que realices una actividad física y en específico correr.

La gente que padece asma, como yo, puede hacer más que practicar un deporte: puede destacar en el deporte. El hecho de permanecer activo y hacer deporte puede beneficiar tu salud, dado es el caso que he sufrido más crisis cuando por alguna razón he permanecido inactivo.


El caso de que se puede destacar, es sin duda el más claro el del atleta Etíope  Haile Gebrselassie. Aunque en algunos casos la alergia y el asma lo han apartado de competencias y tuvo que renunciar a asistir a los juegos olímpicos de Pekín, debido a la contaminación, no se compara nada el abandono de una carrera a los triunfos obtenidos en su trayectoria. Ha inmortalizado la frase "Correr es la mejor Medicina que existe".

Según el médico Flavio Sano, cerca del 25% de la población tiene asma y buena parte de ese grupo presenta un bronco espasmo inducido por el ejercicio. "Las actividades físicas aeróbicas cíclicas, como el correr son los principales desencadenadores del problema. Una mayor ventilación causa un resfrío y también resequedad en las vías aéreas que se inflaman, lo que perjudica el paso del aire generando cansancio" comenta el médico.

Pero ¿qué deportes son recomendables para los asmáticos???

Hay algunos deportes que no tienen tantas probabilidades de ocasionar problemas a la gente que padece asma. Como la natación y el esquí de pista tienen menos probabilidades de desencadenar crisis asmáticas.

Los Médicos y especialistas no recomiendan deportes de resistencia, como correr en trayectos largos y el ciclismo, todos aquellos que requieren hacer un gasto energético durante un período de tiempo prolongado, como el fútbol y el baloncesto, pueden ser menos recomendables para una persona con asma.

Pero afirma Sano que "es una tontería hablar de que los asmáticos solo pueden hacer natación".
Personalmente he corrido distancias largas en montaña, además de practicar ciclismo de ruta como hobbie. Actualmente no siento limitaciones para realizar algún tipo de actividad física.

Lo único que he visto en mí es una mejor condición física y por lo general ya no sufro crisis asmáticas como solía ocurrirme, el deporte y el atletismo de montaña en particular ha cambiado mi vida, es raro describirlo porque cuando era  niño y que los doctores te decían que no podrás correr como los demás y después de algunos años te des cuenta que es cierto, porque puedes correr mejor.

Por ningún motivo tenemos que ver cualquier enfermedad crónica como una limitación a nuestras actividades. Para mí ha sido una mayor motivación para seguir adelante, sin tratar de demostrar nada, sólo que no hay algo ó alguien que te puede impedir hacer lo que más amas. Cada kilómetro recorrido, me ha demostrado que con o sin asma puedo llegar a ser igual que los demás corredores en una competencia, es cierto que la montaña tiene un clima más fresco que puede llegar a ser fatal,  además de que la altura impide una respiración correcta, simplemente no hay un terreno que me derrote, una competencia que no termine, adoro lo que hago y como lo hago.

Me he llegado a preguntar ¿cómo sería mi desempeño sin asma? Lo único que se es que tal vez no correría, no tendría una verdadera motivación, no amaría tanto lo que hago, no habría una causa por la cual realizar un esfuerzo paso a paso. Ni siquiera he buscado practicar atletismo por contradecir a los médicos o para demostrar que si se puede, sólo lo hago porque he sentido que ha salvado mi vida, por eso mismo he entregado mi vida al atletismo.

Es cierto, hay temporadas que nos afectan, que un resfrío no es igual, que hay ocasiones que debido a cambios climáticos tenemos que dejar de entrenar, pero es sólo una de las tantas maneras de cuidarnos para poder seguir adelante.

Quienes padecemos esto debemos tener en cuenta ciertas recomendaciones para evitar complicaciones.



  1. Elige lugares y horarios para entrenar que sean más calientes y húmedos.
  2. En días fríos protege tu rostro con piezas adecuadas.
  3. Entrena en ambientes y horarios alejados de la contaminación.
  4. No corras cuando estés resfriado.
  5. Algunos estudios apuntan que el Omega 3 presente en algunos alimentos, protege la mucosa respiratoria de inflamaciones.
  6. 15 minutos antes de hacer ejercicio aplica un broncodilatador de corta duración (en particular no lo recomiendo, en ocasiones solo consumo el café, ya que es natural).

Además del asma la rinitis (inflamación de la mucosa de la nariz) y la sinusitis (inflamación de los senos de la cara) también disminuyen la ventilación pulmonar y pueden afectar el rendimiento al correr. Pero el ejercicio también puede aliviar o evitar algunos de sus síntomas, como la nariz congestionada. Eso es porque la ventilación facilita la eliminación de secreciones y disminuye la acumulación de secreción. El fortalecimiento de la musculatura respiratoria también mejora la eficiencia y disminuye la tos en casos de gripes y resfriados.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada